Principios

PRINCIPIOS DE SALUD MENTAL DEL BEBÉ INFORMADOS EN LA DIVERSIDAD

1. El Ser Consciente de La Diversidad Conduce a Mejores Servicios para las Familias: Los servicios que se proporcionan a favor de los bebés, niños y niñas pequeños y sus familias deben estar informados en la diversidad y en concordancia con los valores culturales de estas familias. Para esto, es necesario que los y las profesionales que trabajan en la especialidad de salud mental del bebé reflexionen sobre su cultura, sus valores personales y creencias: así como sobre el impacto que el racismo, clasismo, sexismo, capacitismo (discriminación hacia la discapacidad), la homofobia, la xenofobia, y otros sistemas de opresión han tenido en sus vidas.

Postura Hacia los Niños y Niñas y sus Familias

2. Impulsar los Derechos Universales del Niño a Nivel Global: Los niños y niñas son los ciudadanos del mundo. Es responsabilidad de la comunidad global el apoyar a los padres, las familias y las comunidades para que estos puedan acoger, proteger y nutrir a los niños y niñas.

3. Trabajar para Reconocer los Privilegios de Afiliación y Combatir la Discriminación: Los privilegios de afiliación constituyen una forma de injusticia. Las políticas y prácticas discriminatorias que perjudican a los adultos, perjudican también a niños y niñas bajo su cuidado. Los profesionales de salud mental del bebé cuya práctica está informada en la diversidad, deben trabajar parar reconocer los privilegios de afiliación y para combatir el racismo, sexismo, capacitismo (discriminación hacia la discapacidad), la homofobia, xenofobia y otros sistemas de opresión tanto en sí mismos, como en sus prácticas y especialidad profesional.

4. Reconocer y Respetar Campos no Dominantes de Conocimiento: Las prácticas de salud mental del bebé informadas en la diversidad, reconocen que dentro de las familias y comunidades diversas existen formas de saber, campos de conocimiento, fuentes de fortaleza, y métodos de curación que son diferentes a los del contexto socio cultural dominante.

5. Honrar las Estructuras Familiares Diversas: Las familias definen quiénes las componen y cómo están estructuradas. Ninguna constelación u organización familiar en particular, es inherentemente óptima en comparación a otras. La práctica informada en la diversidad en el campo de salud mental del bebé, reconoce y se esfuerza por contrarrestar la tendencia histórica a idealizar (o en contraste, a culpabilizar) a las madres biológicas como figuras de cuidado primario. Esta tendencia pasa por alto las contribuciones cruciales en la crianza de los niños y niñas de otros padres y cuidadores primarios; incluyendo al padre, las segundas madres, los padres sustitutos y adoptivos, los parientes y familia extendida, los educadores infantiles, además de otras personas.

Principios de la Especialidad en la Práctica/Investigación

6. Comprender que el Lenguaje puede Ser Usado para Herir o Curar: La práctica informada en diversidad en el campo de salud mental del bebé, reconoce el poder del lenguaje para dividir o unir, denigrar o celebrar, herir o curar. Los y las profesionales se esfuerzan por utilizar un lenguaje (incluido el “lenguaje corporal”, las imágenes, y otros modos de comunicación no verbal) que apoye de manera más inclusiva, tanto a los bebés, niños y niñas pequeños y sus familias, como a sus cuidadores y cuidadoras y comunidades.

7. Apoyar a las Familias en Su Idioma de Preferencia: Las familias son ayudadas de manera más efectiva a fomentar el desarrollo de los bebés y su salud mental, cuando los servicios están disponibles en sus idiomas de preferencia.

8. Destinar recursos para Cambiar los Sistemas: La diversidad y la inclusión deben ser considerados de manera proactiva en la ejecución de cualquier parte del trabajo de la salud mental del bebé. Esto requiere que se destinen recursos como tiempo y dinero para este propósito. Esta consideración se puede garantizar de mejor manera cuando existen oportunidades para la reflexión con colegas, y supervisores y supervisoras, así como cuando las oportunidades de formación continua y de consultoría están incorporadas en los organismos, instituciones y sistemas de atención.

9. Hacer Espacio y Abrir Caminos para Profesionales Diversos: La fuerza laboral en el campo de salud mental del bebé será más dinámica y efectiva cuando personas que representan a diversas culturas tengan acceso a una amplia gama de roles, disciplinas y modos de práctica e influencia.

Ampliar las Actividades de Abogacía

10. Promover una Política que Apoye a Todas las Familias: Los y las profesionales en el campo de la salud mental del bebé, que están informados en la diversidad, tratan de comprender el impacto de las políticas y programas sociales en los bebés, niños y niñas pequeños cuyo origen es diverso, e intentan fomentar una agenda justa para con todas las familias.

©2012 by Irving Harris Foundation.
All rights reserved.